Puedes seguirme en Instagram, si te apetece: Ricardo Otero en Instagram

Antiguamente, pensando en hace 4-5 años, era difícil pensar en que podías llegar al cliente de tantas maneras como en la actualidad. Tan sólo funcionaban los canales de comunicaciones, léase como comunicaciones el teléfono y en algunos casos el email, ya de moda en aquella época. Las empresas buscaban soluciones de publicitarse a sus potenciales clientes a través de agencias comerciales que les ofrecían anuncios en periódicos, radios y los más pudientes en canales de televisión. Esos anuncios funcionaban sólo en una dirección y los clientes no podían comentar sus impresiones del anuncio o de la empresa en cuestión.

Hoy en día, esos canales de comunicación, se han multiplicado por 1000. Ahora, las empresas pueden mostrarse al mundo de diferentes maneras. Algunas siguen apostando por los medios tradicionales y no ven las ventajas que le suponen los nuevos canales.

Las empresas que anuncian puestos de trabajo en Infojobs de forma continuada en el tiempo, las dichosas páginas amarillas o los canales de economía, no son los mejores posicionamientos para ellas, pero si es verdad que, en algunos casos salen en las primeras posiciones de los buscadores. Yo pienso que, salir de primero en Google, a través de un anuncio en páginas amarillas, no posiciona a la empresa, más bien posiciona a páginas amarillas y yo, como mucha más gente, no busca la empresa por ahí. Ya que genera mucha publicidad, a veces, incluso molesta.

Los posibles clientes queremos ver a las empresas posicionadas en los diferentes canales. Queremos interactuar con ellos, eligiendo el canal más adecuado para cada momento. Por tanto, las empresas deben permitirnos poder acceder de la forma que consideremos oportuna.

Foto sacada del blog Educalab

No queda otra que aceptar las condiciones de los clientes y debemos participar donde ellos estén. Primero, debemos saber quien es nuestro cliente y, a partir de ahí, buscarlo donde esté y participar con él.

Reuniones presenciales y virtuales. Este canal es el más antiguo y creo que el que nunca morirá. Los clientes queremos ver las caras de los que nos venden. Cada día menos, pero preferimos comprar a alguien que nos ofrece confianza que a uno que ni sabemos donde vive. Es verdad que las ventas por Internet han aumentado últimamente pero las empresas intentan ser más cercanas y ganarse la confianza de sus clientes.
Visitar al cliente de vez en cuando o conectarse con él a través de email marketing o un email personal, tiene que ser prioritario, en estos tiempos
Realizar reuniones periódicas por Skype o Hangout o videoconferencia para tratar diferentes temas. Visitas técnicas o comerciales, formales o informales, siguen siendo muy necesarias.

Crear eventos. Un canal cada vez más importante para la interacción entre clientes y empresas. Pueden ser presenciales o virtuales, organizados por nosotros o por otros. Presentación de productos y servicios en ferias, etc. Un canal muy importante para darnos a conocer y saber de primera mano, que opinan de nosotros.

La telefonía y la mensajería instantánea. Cada vez usamos menos la llamada telefónica pero es el canal de comunicación más directo cuando no estamos cara a cara con nuestros clientes. Aprovechando este canal podemos ahorrarnos muchos viajes y muchas reuniones y concentrar nuestros esfuerzos en ser más productivos. Aquí se incluye la comunicación de whatsapp, ya que cada vez, es más utilizado en los círculos empresariales y se está convirtiendo en un canal muy interesante entre las empresas y sus clientes. Las Redes Sociales han visto ese tirón y se han puesto las pilas. Twitter y Facebook han creado la opción de conversaciones grupales y Google + las comunidades, pero la ventaja que les lleva whatsapp, line, telegram, snapchat,…. es considerable.

Internet.  Gracias a la nueva generación web, este canal se ha convertido en el líder de comunicación e interacción. En el año 2015, no se concibe una empresa sin página web dinámica y que interactúe con sus clientes de forma continuada. Una empresa 3.0 que esté donde están sus potenciales clientes para poder generar esa confianza que termine con una posible venta.

Correo postal y paquetería. Podemos considerar a este canal en decadencia pero no podemos olvidarnos del canal de paquetería, tan importante en los tiempos que corren, debido a las ventas por Internet. Si se ponen las pilas y se adaptan a los cambios, es un canal muy importante entre empresas y clientes. En España, tiene mucho margen de mejora.

Social Media y Redes Sociales. Dentro de Internet, se ve un importante aumento en redes sociales de la interacción entre clientes y empresas. Últimamente, las empresas se están poniendo las pilas en estos términos porque ven un filón de comunicación con sus clientes. Algunas lo hacen bien pero muchas otras lo hacen fatal. Entiendo la pérdida de ilusión que sufren muchas empresas, empezando fuerte en redes sociales y terminando por dejarlo en el tintero porque no les aporta nada. El problema es que, la empresa piensa que estar en redes sociales es sinónimo de ventas. Esta es una gran equivocación. Ni por tener el mejor producto, el mejor comercial y el mejor técnico, venderás. Ni por participar activamente en Facebook, Twitter o Instagram, venderás.
Es un canal más y como tal, tenemos que utilizarlo.

En definitiva, no hay que estar en todos los canales, pero debemos utilizar las posibilidades que nos ofrecen los continuos cambios en el mundo de Internet y ofrecernos a nuestros clientes de la mejor manera posible.

1-logo

 

 

 

También te puede interesar: Community Manager en Pontevedra