Día 6 de cuarentena. Día del Padre

Día 6 de Cuarentena. Festivo en Galicia. Día del Padre.

Me levanto con mi amada. Algunas cosas ya no son como antes de esta situación. Estrés, muchas historias en la cabeza, ¿cómo será mi futuro inmediato?. Toca ponerse manos a la obra y tratar de mejorarlas. Mucho entrenamiento y ganas de hacerlo bien.

Es lo mejor que me ha pasado en la vida y tengo que hacer lo posible para que esta relación sea la definitiva.

Desayunamos juntos. Lo hacemos todo juntos. Trabajo en equipo y colaboración. Cariño, pasión, complicidad y muchísimo amor.

Hablo con mi hija. Mi otra pasión está a menos de 1km pero no la puedo ver. Es lo que he decidido y así tengo que cumplirlo. Casi 30min al teléfono demuestran que las distancias también pueden mantener ciertas relaciones. Con mi hija, no me queda otra.

Día del padre

 

Felicitaciones contenidas con los amigos y la familia. Es el Día del PadreDía del Padre pero un día del Padre que todos recordaremos como algo extraordinario que nos ha tocado vivir.

Ni los más viejos del lugar recuerdan una situación como ésta.

Entre limpiar la casa, recoger el desayuno, charlar un rato, colgar la ropa, hacer la cama y ducharse, ya estamos preparando la comida. Somos 4 aunque a veces no lo parezca.

El tiempo pasa y ya llevamos 6 días de cuarentena. 

Ya están pensando en ampliarla y yo me pregunto ¿qué será de nosotros si esta situación sigue creciendo?

Mañana es viernes.

Los viernes me los tomaba como un día de trabajo a media jornada y una tarde de desconexión haciendo deporte o disfrutando en algún remoto lugar. Mañana no podrá ser. Toca seguir de cuarentena.

Día 5 de cuarentena. Familia y buenos propósitos

Miércoles día 5 de cuarentena. Minimizar el contacto y estar con la familia enviando y recibiendo buenos propósitos.

Cada uno tenemos nuestra familia, debemos cuidarla y tratar de que esta pesadilla pase lo más rápido posible. Para ello, las autoridades nos han dicho que minimicemos el contacto con el exterior y nos quedemos en casa. Pues vamos a cumplir. Después ellos decidirán lo que tengan que decidir y nosotros saldremos adelante.

Por eso he decidido no tener ningún contacto con nadie hasta por lo menos el día 28 de Marzo, día en el que se cumplen esos 15 días de cuarentena que el gobierno nos ha obligado a mantenernos en casa. Seguro que serán muchos más, pero eso ya lo vamos viendo.

Como no puedo trabajar en la casa que tengo durante esta cuarentena y, aprovechando que puedo trabajar en solitario sin ningún contacto, he decidido moverme en coche entre ambos lugares sin apenas contactar con nadie de forma presencial.

familia y buenos propositos

 

Llego al trabajo y empiezan las primeras bajas. No queda otra que seguir y pensar en qué podemos aportar a esta situación económica que nos ha tocado vivir.

Y yo de que sé….

Se mucho de informática, de software de gestión, de CRM, de gestión documental, de gestión de proyectos,…

Tanto te puedo freir un huevo digital como pintarte un diseño para tu próxima publicación. Genero contenido que le gusta a Google, fuerzo la indexación que nunca viene mal. Lo publico en las redes sociales. Hago email marketing. Genero formularios en PDF pero dame un poco de tiempo que no soy Dios. Creo webs en tiempo récord. Tengo muchas ideas de nuevos proyectos digitales, solo hay que echarle huevos y yo lo hes freído.

 

Pero el día también tiene buenos momentos. Como recibir un mensaje de los amigos de Siteground en donde me dicen que van a posponer los pagos de renovación durante un mes a los clientes que tengan un hosting compartido con ellos. Yo soy uno de ellos y me parece que mañana era el día de pago. No sé si les dará tiempo a hacerlo pero por lo menos es una buena señal. Todavía existen marcas y personas que te ayudan en momentos como éste. A partir de hoy promocionaré Siteground en todos mis proyectos porque se han ganado mi confianza. Que conste que ya la tenían y siempre trato de enviarlos hacia ellos. Hosting muy recomendable para todos tus proyectos web. 

siteground hosting web

Si pinchas a través de este enlace y te das de alta, apoyarás de forma gratuita mi proyecto. Solo tienes que darle al clic

Yo he hecho lo mismo con uno de mis clientes y creo que es lo que debemos hacer entre todos. Así saldremos adelante a pesar de que nos presenten un futuro horrible.

Parece que la gente está cumpliendo en mi ciudad así que ahí lo dejo.

Familia y buenos propósitos #YOMEQUEDOENCASA

Por cierto, mañana es el Día del Padre que siempre vamos a recordar.

Día 4 de cuarentena. Egoismo y soledad.

Martes día 4 de cuarentena, egoismo y soledad.

Me levanto pensando en que me encuentro estupendamente. La tos está remitiendo y no tengo nada de fiebre. Nunca la he tenido desde hace varias semanas. No, no me duele la garganta, ni tengo sarpullidos, ni soy un apestado.

¿Se ha acabado esta pesadilla?

egoismo y soledad

Abro los ojos. Veo claridad. Abro la persiana y la luz del sol entra en la habitación. Parece que todo va bien. Me acerco a la ventana para mirar la calle. No se oye nada, bueno si el vecino del quinto está paseando al perro, otra vez. ¿Pero tanto mea el cabrón?

No. No se ha acabado esta pesadilla. Siguen las mascarillas, los ingresos en hospitales, las malas noticias económicas y mi amada al paro, hasta nueva orden.

Pero espera, no existe una oficina de empleo para entregar esos documentos digitales que me ha entregado mi empresa. En la empresa me han dicho que tengo que darme de alta en la oficina de empleo pero como coño quieren que lo haga si la página web habilitada está deshabilitada. Esto es un sinsentido.

En España nos estamos poniendo nerviosos y solo llevamos 4 días de cuarentena. Miedo me da cuando llevemos 10.

El día continúa. Llamadas con ideas para hacer en estos días de cuarentena. No. No debemos tener relaciones comerciales a menos de un metro y yo diría que no deberíamos tener ningún tipo de relación en estos 15 días.

Todo lo que necesites de forma digital, estoy ahí para ayudarte pero creo que lo mejor es minimizar al máximo los movimientos y no juntarse si no es de fuerza mayor.

Estoy pensando en quitarme los puntos del dedo yo mismo.

El día 4 termina con una buena cena en familia. No es la mía, pero es la que quiero en estos días de cuarentena.

Egoismo y soledad para un día en el que #YOMEQUEDOENCASA

Día 3 de cuarentena. ERTE y Economía

Después de un fin de semana muy casero y en donde lo único que pudimos hacer es pensar, pensar y volver a pensar. Llega un lunes de caos en donde nadie sabe que hacer. Las palabras que definen este primer lunes de cuarentena son ERTE y Economía.

Pienso que ni las autoridades saben que hacer. Pero en las redes sociales y en los puñeteros grupos de Whatsapp, de los que me he ido por excesiva saturación, aparecen los listos, los profesionales en la materia, los gurús y los que, aprovechando el tiempo entre hacer la comida y cagar, no se les ocurre otra cosa que buscar soluciones absurdas y contárselo a los demás.

ERTE Y ECONOMÍA

Y yo les digo, buscar en el trastero esa bici estática que comprastéis hace 20 años para moveros un poco, que el veranito está a la vuelta de la esquina y en breve podréis lucir vuestros palmitos. Dejaros de inventar historias y quedaros en casa. Disfrutar de la familia. Conoceros un poco más.

Por la mañana tuve que trabajar para una asesoría que se encuentra envuelta en un caos. Empresas que no saben que hacer hoy lunes. Trabajadores asustados. Puestos de trabajo pendientes de un hilo. Y si, muchos más casos de contagio por el dichoso coronavirus.

Algunos se les ocurren ideas para superar esta crisis tremenda. No digo que esté mal. Pero ¿es el momento? 

Yo mismo no tengo ni idea que hacer. 

Hoy he aprovechado unos minutos para cumplir con mi rutina diaria de ejercicios pero, realmente no me apetece hacer nada.

Me voy a la cama a leer un poco y a aprender con mi amada. Seguro que mañana termina esta pesadilla….16

Día 2 de cuarentena. Desinformación y caos

Desinformación y caso

El segundo día de cuarentena ha sido un domingo. Desinformación y caso. Nadie por las calles y controlando a mis seres queridos. Acompañado de la persona que forma parte de mi vida y de la que me siento orgulloso. Cada día que pasa es todavía mejor que el anterior.

Desinformación y caos

Nos levantamos temprano. Pero no, el virús sigue ahí. Empiezan las conexiones por WhatsApp con los amigos. Todos estamos preocupados y ésto todavía acaba de empezar.

Desayuno y un poco de ejercicio para empezar el día. Una peli pendiente del día anterior y a disfrutar de una comida de calidad, digna del mejor restaurante de España en la mejor compañía. El vino no era el mejor, pero supo a gloria.

Después un poco de revisar las noticias y a leer un rato juntos. Cómo mola esa idea que tenía desde hace tiempo. Merece la pena.

Por la noche, vuelve la desinformación y el caos. Las familias solo piensan en los suyos y así, este virus será letal.

No queda más que mantenerse fuertes y sanos para poder levantarse y seguir.

Mañana no vuelvo a leer ninguna mierda sobre el dichoso coronavirus.

Yo estoy bien. Mi familia también. Seguimos.

Día 1 de cuarentena. Paz y Calma

Paz y Calma

Estos días han sido un caos en la ciudad. Paz y calma, si es posible. Noticias de nuevos casos de coronavirus, problemas económicos a la vuelta de la esquina y que terminan con la decisión por parte del gobierno de establecer el estado de alarma en todo el país.

Paz y Calma

Hemos decidido quedarnos en casa como medida preventiva durante 15 días. Nos hemos aprovisionado lo suficiente como para no tener que salir a por comida aunque seguro que habrá que hacerlo en alguna ocasión.

Nada de salir a correr, ni nadar ni bici. El gimnasio cerrado hasta nuevo aviso y tan solo puedo hacer algún ejercicio en el pasillo este fin de semana.

Así que se me ha ocurrido volver con el reto que hice hace unos años para fortalecer el core.

Hoy han sido 20 flexiones + 80” de plancha + 40” en posición de gato + 40” en posición de cobra.

Paz y calma. Solo es el primero de muchos.