Si te apetece, puedes seguir mis aventuras en Instagram

Desinformación y caso

También te puede interesar: Community Manager en Pontevedra

El segundo día de cuarentena ha sido un domingo. Desinformación y caso. Nadie por las calles y controlando a mis seres queridos. Acompañado de la persona que forma parte de mi vida y de la que me siento orgulloso. Cada día que pasa es todavía mejor que el anterior.

Desinformación y caos

Nos levantamos temprano. Pero no, el virús sigue ahí. Empiezan las conexiones por WhatsApp con los amigos. Todos estamos preocupados y ésto todavía acaba de empezar.

Desayuno y un poco de ejercicio para empezar el día. Una peli pendiente del día anterior y a disfrutar de una comida de calidad, digna del mejor restaurante de España en la mejor compañía. El vino no era el mejor, pero supo a gloria.

Después un poco de revisar las noticias y a leer un rato juntos. Cómo mola esa idea que tenía desde hace tiempo. Merece la pena.

Por la noche, vuelve la desinformación y el caos. Las familias solo piensan en los suyos y así, este virus será letal.

No queda más que mantenerse fuertes y sanos para poder levantarse y seguir.

Mañana no vuelvo a leer ninguna mierda sobre el dichoso coronavirus.

Yo estoy bien. Mi familia también. Seguimos.