Puedes seguirme en Instagram, si te apetece: Ricardo Otero en Instagram

El mailing no está muerto. Ni mucho menos.

El mailing o el que muchos llaman email marketing no está muerto. El problema está en que lo utilizamos muy mal. No solo las pequeñas empresas o autónomos, sino incluso las grandes marcas, que compran listas de email por Internet y lanzan campañas de marketing con el único intento de calentar la cabeza del usuario. Y, en muchas ocasiones, la calientan hasta el punto de que los mandan al carajo.

 


El mailing no ha muerto. Ha muerto la forma de utilizarlo. - Twitéalo porfis!          

¿Quién no ha recibido cientos de emails basuras? Yo mismo tengo unos cuantos, cada día (:

Esto es como todo. Cuando algo funciona, lo queremos aprovechar de tal forma que muchas veces se nos va de las manos. Esa mítica frase de no dejes morir a la gallina de los huevos de oro, viene como anillo al dedo en este párrafo. Y ha pasado desde tiempos lejanos, y seguirá pasando.

Tener 10.000 suscriptores para un tipo como yo, tiene poco o ningún sentido. Es imposible que pueda escuchar y atender a todos de la misma forma. Lógicamente es un ejemplo a lo bestia, porque creo que ni con 100 suscriptores sería capaz de hacerlo sin morir en el intento.

Suscriptores no quiere decir clientes. Que muchos piensan que tienen 10.000 clientes porque aceptan que les mandes publicidad. Ni de coña. Son posibles clientes en algún momento en concreto y después se pueden ir con otros.

En esta época en la que nos ha tocado vivir, las palabras mis clientes son un poco abstractas. Los clientes son de todos. 

Cuida a tus clientes

En este punto, vuelvo a mi época de comercial de ofimática en donde tenías que hacer 20 visitas al día para que al final de la semana tuvieras 100 visitas en una hoja. Y enseñárselas al jefe de ventas, que lo único que le interesaba era fumarse un cigarro y echarse una partidita.

Muchas visitas absurdas con el único objetivo de vender una puñetera fotocopiadora para no volver en 5 años. Graso error, señores.

Cuida a tus clientes y volverán a escucharte. - Twitéalo porfis!           No se si a comprarte, pero si a escucharte.

 

 

[wp-stealth-ads rows=”1″]

 

 

 

 

Y eso lo digo hoy, 5 de enero de 2017 en el que un cliente de hace 6 años me ha saludado por el Messenger (de Facebook, claro), recordándome que tenemos que tomar un café.

El mailing o email marketing es una perfecta herramienta para estar en contacto con tus clientes o suscriptores (si los tienes). No significa que le vayas a vender algo, cada vez que contactes con ellos, pero tienen que saber que estás ahí, tratándoles de ayudar en todo lo que tú puedas ofrecerles.

El mailing es una herramienta perfecta para compartir información que puede ser interesante para otros. En ocasiones, igual no lo es, pero en otras ¡¡puedes flipar!!

Mi mini entrada del lunes, cuando tuve que cambiar de ejercicio en Factusol, fue simplemente espectacular. Y solo me llevó 15 minutos escribirla. Se que no decía nada y que mi objetivo era conseguir tráfico para el amigo TicGal, porque se curró un buen tutorial, cosa que otros nunca hicieron. Bueno sí, igual lo tienen impreso en papel desde 2015 en algún armario de la oficina. Eso sirve de poco o de nada.

¿Y si hiciera un mailing con esa entrada a mi lista de suscriptores que pudieran estar interesados en Factusol?

Generar nuevos clientes

Y si, toca currarse un poco la prospección. Antiguamente, tirábamos de tarjetas para hacer visitas y que nos conocieran potenciales compradores. Ahora esto ha pasado de moda (eso es mi opinión que seguro no es la más acertada pero yo por mi hija MAA – TOO).

Tener trabajada y estructurada una lista de posibles nuevos clientes, nos permite enriquecer la información sobre ellos y que, en el momento crucial de una posible venta, lleguemos como alguien conocido y no como uno más que le viene a robar la cartera.

No pretendas conseguir nuevos clientes sino vas a poder con ellos. Eso es mítico en muchas empresas y en antiguos jefes que decían que “Canto máis visites, máis posibilidades de vender terás”.

Cuida a tus clientes con el email marketing o mailing o como le quieras llamar. Usa otros medios como el teléfono móvil, las redes sociales o cualquier canal que se adapte a tu relación con ellos. Y, Carlos por Dios, trata de arrancarlo.

Yo uso de todo. Email, Teléfono, Whatsapp, Messenger, Telegram, Slack, Twitter e incluso hasta Linkedin. Y echo de menos a mi querido Hangout, que pena que ya no lo quieran usar mis clientes, porque a mi me encantaba. Ah, me olvidadaba de Skype.

Y sino tienes forma de arrancar con el mailing, ya sabes donde estoy.

 

 

También te puede interesar: Community Manager en Pontevedra

Contacta conmigo y te ayudo con tus clientes

Contacta conmigo y te ayudo con tus clientes