Puedes seguirme en Instagram, si te apetece: Ricardo Otero en Instagram

EL PODER DE LOS EMPLEADOS EN LA EMPRESA SOCIAL

El poder de los empleados de una marca

Integrar el poder de los empleados o colaboradores en la comunicación digital de tu marca, es una tendencia que, además de ser innovadora se está convirtiendo en muy exitosa en la actualidad.

Todos queremos que nuestra marca tenga la mejor imagen posible para los demás y de esa forma poder conseguir el éxito. Pero muchas veces, no pensamos en nuestros propios empleados o colaboradores. Ellos son los que mejor conocen nuestra marca y pueden, perfectamente opinar sobre ella.

Un nuevo objetivo se abre camino para las marcas. Conseguir que sus empleados o colaboradores ayuden a difundir la idea de marca.

el-poder-de-los-empleados

Y aquí incluyo a todo tipo de empleados o colaboradores. Ellos conocen la misión, los valores y la visión de la marca, pudiendo transmitirlo al mundo de una manera mucho más objetiva.

Con esto no quiero decir que es el empleado el que tiene que trabajar la visión digital de la empresa. El empleado puede ayudar a compartir las ideas de la marca, a compartirlas cuando esté de acuerdo y en apoyar en todas las acciones digitales de la marca. Pero no es el empleado el que tiene que trabajar la visión digital de la marca, para eso existen los puestos de trabajo específicos en lo referente al sector digital o la posibilidad de subcontratarlo a terceros.

Por eso siempre digo que involucrar a los empleados en la parte digital de una marca es prioritario para conseguir el éxito de las diferentes acciones. Por mi parte, trato de empaparme de la información que me suministran ciertos empleados de la marca, así como intentar conocer un poco mejor las situaciones internas de la marca.

Hootsuite

Llevo años utilizando Hootsuite en mi estrategia de seguimiento de marcas y la considero esencial para trabajar de forma diaria la estrategia de marcas en Internet.

La transparencia es una de las claves para la fidelización #ventas - Twitéalo porfis!          

Ahora, los chicos de Hootsuite han ido un poco más allá con la herramienta Amplify que proporciona la tecnología necesaria para desarrollar un programa de embajadores de marca, a través de las redes sociales. Nos permite medir y monitorizar si la estrategia de involucrar a los empleados está o no funcionando para la marca.

Hootsuite Amplify impulsa el alcance social en 3 fáciles pasos:

uno  dostres

  1. Incorporación rápida y fácilmente de empleados con una aplicación móvil.
  2. Envío de la información con un solo clic.
  3. Compartir contenido de forma sencilla.

La realidad, con este tipo de aplicaciones,  es que está al alcance de las grandes marcas y que nosotros, los más pequeños, tenemos muy difícil el lograr esos objetivos extratosféricos y, todavía peor, adquirir estos productos.

A lo que voy. No hace falta ser una gran marca, ni tener 10.000 empleados, ni incluso comprar estos productos. Esto es solo un ejemplo de lo que se podría conseguir y lo quiero extrapolar a una marca pequeña con máximo 5 empleados y que trabaja a nivel local.

Pontevedra es una ciudad pequeña pero que te sorprendería el alcance que puede llegar a tener una publicación en Facebook, un Tweet en Twitter o una entrada en tu página web para que otros la vean.

¿Estás listo para dar el siguiente paso y convertirte en una empresa social?

El poder de los consumidores

el-consumidor

Los productos y servicios los controla el vendedor. La decisión de compra, la controla el consumidor. Pero la información, así como las experiencias de otros consumidores, es fácilmente accesible.

Antiguamente, la empresa y el vendedor tenían el máximo conocimiento de los productos y servicios, los controlaba y solo ellos eran los que tenían la mayor facilidad para transmitir la información. El consumidor lo tenía muy difícil para acceder a ella, sino era con su ayuda.

En la actualidad y gracias a las nuevas tecnologías y al auge de Internet, el consumidor lo tiene mucho más fácil. Los vendedores ya no tienen el control de la información, porque el consumidor, en ocasiones cree que sabe mucho más que el propio vendedor. Eso solo en ocasiones y con discrepancias. Aquí ya entraríamos en que yo se más que tú y eso no es el tema de esta entrada.

En la era actual, el consumidor pone las reglas y es obligación del vendedor asumirlo y tomar medidas para no quedarse descolgado. Toca reinventarse.

Nuestros empleados y colaboradores forman parte de esa nueva forma de reinventarse. Ellos son muy importantes para la nueva forma de informar al consumidor de nuestros productos y servicios.

fidelizacion

Hace unos años, comenzábamos el ciclo de venta con la presentación de la marca y buscábamos que alguien nos comprara, ofreciendo nuestros productos o servicios, entre las diferentes propuestas. Una vez terminado el proceso de compra y el pago, el consumidor se convertía en cliente y, en algunos casos, se trabajaba la fidelización para que este nuevo cliente se enamorara de nuestra marca y nos volviera a comprar, o incluso nos refiriera a sus conocidos, según su experiencia de compra. Aquí terminaba el proceso de compra en la mayoría de las pymes e incluso antes en muchas otras.

rueda de ventas actual

Esto se ha terminado. Ahora lo que prima es seguir esta rueda y hacerla girar de forma continuada en el tiempo. Cuánto más gire más posibilidades tenemos de alcanzar el éxito en nuestro proyecto.

El consumidor necesita descubrir productos y servicios y nosotros tenemos que estar ahí para que nos descubra. Necesita explorar la información y tenemos que dársela sin ningún reparo y sin pensamientos negativos. La acción de comprar se convertirá en algo normal y sin presiones. Debemos acompañarlo en todo el proceso de formación después de la compra. Si el consumidor recibe información, le será mucho más fácil utilizar el producto o servicio y por tanto, volverá a comprar.

El proceso de venta continua, incluso después del pago. ¿Cómo va la cosa? ¿Qué te parece? ¿Lo usas? Preguntas que solo cuestan tiempo que será productivo a la larga. E interactúa. Mucho, mucho y mucho.

Aquí podría poner miles de ejemplos en los que marcas muy importantes y que presumen de su facturación anual, no cumplen en esta maravillosa rueda del proceso actual de ventas. Pero voy a poner uno, que me ha tocado vivir hace muy pocos días.

Una tienda local que tiene que traspasar o cancelar su modelo de negocio por no poder hacer frente a la brutal competencia a la que se enfrenta cada día. Y no porque haya tiendas a su alrededor que le hagan la competencia, sino porque el alucinante mundo de Internet hace mella en estos negocios, reduciendo de forma indiscriminada los precios.

La decisión de cierre es debido a que “es imposible luchar contra Internet”.

Yo creo que eso no es un motivo de peso para cerrar y dejar atrás los sueños que tenías meses antes cuando abriste. Los motivos se pueden encontrar en otros puntos y no en luchar contra Internet.

Internet tiene mucha fuerza y posicionar una empresa local, centrada en un producto con mucha oferta, es muy complicado. Ahí todos estamos de acuerdo, y por eso, estamos como estamos. Pero la culpa no es toda de Internet. El proceso de compra no ha seguido todos los pasos de la rueda. De hecho, ¿cuántas veces me has preguntado por mi V800?.

El poder de la recomendación

Los consumidores se fían más de las recomendaciones de sus amigos o familiares que de la información y publicaciones de las páginas de cualquier empresa.

Datos que se realizan sobre un gran número de consumidores durante el proceso de compra y antes de realizar la misma. Lo que demuestra, de forma clara, la importancia de las redes sociales y la información de Internet.

¿Por qué las empresas no se comportan como tal? Y se aprovechen del boca a boca o boca a oreja de las redes sociales y no de lo que puedan comentarse entre los diferentes clientes de la marca.

La relación con el cliente tiene que seguir la nueva rueda del proceso de venta y no dejarla parar. Siempre en movimiento.

touchit.jpg

El consumidor es el protagonista y tenemos que involucrar a toda la organización en hacer que el consumidor se sienta protagonista  durante todo el proceso de venta, para que la rueda no deje de moverse.

Tus empleados como fuerza de ventas sociales

Tus empleados se pueden convertir, de la noche a la mañana, en los mejores embajadores de tu marca. Si consigues involucrarlos en la participación de tus productos o servicios en el mundo de Internet y aprovecharse de sus conocimientos, puedes incrementar el alcance de tus productos o servicios de manera impresionante.

¡Un incremento de hasta un 1500%!

75 seguidores Facebook + 40 Seguidores Twitter + 20 seguidores Instagram + 20 seguidores Linkedin = 155 seguidores

3 empleados x 100 amigos Facebook + 60 Seguidores Twitter + 20 seguidores Instagram + 20 seguidores Linkedin, significaría un total de 600 seguidores más  para tu marca. Con un incremento exponencial en el valor de tu marca en las redes sociales.

¿Preparamos una estrategia con los empleados de tu marca?

¿Estás listo para da el siguiente paso y convertirte en una empresa social?

Contacta conmigo y te ayudo.
O llámame y lo hablamos