Si te apetece, puedes seguir mis aventuras en Mi instagram

Después de un fin de semana muy casero y en donde lo único que pudimos hacer es pensar, pensar y volver a pensar. Llega un lunes de caos en donde nadie sabe que hacer. Las palabras que definen este primer lunes de cuarentena son ERTE y Economía.

Pienso que ni las autoridades saben que hacer. Pero en las redes sociales y en los puñeteros grupos de Whatsapp, de los que me he ido por excesiva saturación, aparecen los listos, los profesionales en la materia, los gurús y los que, aprovechando el tiempo entre hacer la comida y cagar, no se les ocurre otra cosa que buscar soluciones absurdas y contárselo a los demás.

ERTE Y ECONOMÍA

Y yo les digo, buscar en el trastero esa bici estática que comprastéis hace 20 años para moveros un poco, que el veranito está a la vuelta de la esquina y en breve podréis lucir vuestros palmitos. Dejaros de inventar historias y quedaros en casa. Disfrutar de la familia. Conoceros un poco más.

Por la mañana tuve que trabajar para una asesoría que se encuentra envuelta en un caos. Empresas que no saben que hacer hoy lunes. Trabajadores asustados. Puestos de trabajo pendientes de un hilo. Y si, muchos más casos de contagio por el dichoso coronavirus.

Algunos se les ocurren ideas para superar esta crisis tremenda. No digo que esté mal. Pero ¿es el momento? 

Yo mismo no tengo ni idea que hacer. 

Hoy he aprovechado unos minutos para cumplir con mi rutina diaria de ejercicios pero, realmente no me apetece hacer nada.

Me voy a la cama a leer un poco y a aprender con mi amada. Seguro que mañana termina esta pesadilla….16