Puedes seguirme en Instagram, si te apetece: Ricardo Otero en Instagram

Nunca fui enamorado de las Navidades y no lo voy a ser ahora. Está claro que son días de disfrutar de la familia y de excederse con las comidas. Trabajo, más bien poco. Como decía un jefe que tuve, si no has conseguido el objetivo del año, estos días no lo vas a conseguir. Después la cagaba y facturaba en diciembre hasta el 10 de enero. Me parto.

Pero en gastronomía, es la mejor época del año y esta vez me ha tocado verlo en primera persona. Duros días con la satisfacción de un buen puñado de euros.

Ahora toca pensar en los próximos objetivos que son muchos y espero que 2015 sea de verdad, el año del cambio.

Felices fiestas y espero que el 2015 sea algo mejor que este 2014.

También te puede interesar: Community Manager en Pontevedra