Puedes seguirme en Instagram, si te apetece: Ricardo Otero en Instagram

Una semana de líos y más líos . De prueba – error continuo y de olvidos. Si. Se me ha pasado por primera vez en todo un año, escribir una entrada cada semana para ser de los buenos en el mundo online, para formar parte de los IronBlogger. Se me ha pasado y debo de reconocer mi error. Un fin de semana de relax en medios sociales y se me ha pasado por completo. Así que, después de asumir mi error y deber una cerveza a todos los miembros de IronBlogger (¡qué ya son muchos!), tengo que volver al lío y recuperar mi fallo semanal, cumpliendo con el reto propuesto.

Y como me he olvidado una vez, recupero un tema que ya viví hace un año por estas fechas. Y aquella vez fue mucho más caótico porque además, me estaba formando.

Llega el verano y toca disfrutar de la familia y aprovechar esos momentos que nos deja la vida laboral para desaparecer de este mundo tan veloz en el que nos hemos metido.
Un mundo en el que es imposible enterarse de todo y que como desconectes 24h, te pierdes un sinfín de noticias y de historias que van sucediendo durante el día.

En primer lugar, hay que ser muy organizado. No queda otra. Cuando estamos a todo y queremos aprovechar el tiempo al máximo, las tareas más comunes se van haciendo a medida que van surgiendo y las complejas se van quedando para el final. Por ejemplo, ¡tengo que actualizar mis páginas, ya! Qué ya va siendo hora.

No existe una fórmula secreta para planificarse pero si es necesario seguir unas pautas para poder llegar a conseguirlo.

Yo no soy el mejor ejemplo de planificación pero, gracias a mis queridos evernote y google calendar puedo planificarme como más me gusta. Trato de no perder el tiempo en cosas vanales pero la red, algunas veces te lleva a ello.

El contenido es muy importante. Durante el día tengo millones de notas en Evernote de las cuales deshecho un montón, ya que hay que saber gestionar este contenido para los diferentes temas sobre los que tratar. Una vez, seleccionado el contenido. Lo mejor es pensar un poco lo que vamos a escribir y no lanzarnos a la bartola para acabar lo más rápido posible y pasar a otra tarea. Por tanto, priorizar el cuidado de lo que escribimos, es una tarea muy importante y que nos llevará mucho tiempo.

Organizar las tareas. Para eso tengo a mi querido Google Calendar que, me avisa cuando dejo de hacer las tareas diarias. Si me avisó de escribir la entrada de la semana pasada pero pasé porque estaba desconectado del mundo. Es un error, ya lo se, pero no se muere nadie ¡no!.
También utilizo el Evernote con avisos ya que me permite generar contenido que encuentro por la red y dejarlo para más tarde.

Planificar, planificar y, otra vez planificar. Las redes sociales nos quitan mucho tiempo y no podemos estar a todo. Es difícil seguir todas las redes sociales y estar a la última. Sólo hay que planificarse y, con esfuerzo, se puede hacer. El estar las 24h disponible, no quiere decir que tengamos que estar siempre en la red.

Programar las distintas publicaciones. Y aquí, tengo que decir que desde que uso Hootsuite, no puedo vivir sin él. Existen otras pero ésta, para mi, es la mejor. Puedes disponer de todas las cuentas de twitter, facebook, etc. Aunque las páginas de Facebook prefiero gestionarlas directamente en la red social, Hootsuite permite gestionarlas directamente.

Es necesario hacer un análisis de los objetivos cada día. Eso no lo llevo nada bien. Y como muestra un botón. Pero prometo, mejorar este punto.

Preparar siempre la jornada siguiente, revisando los temas importantes y que se mueve en la red, relacionado con los temas a los que estás dedicado.

Pero, sin ninguna duda, lo más importante es ¡¡no perder el tiempo!! 

 

 

También te puede interesar: Community Manager en Pontevedra