13 usos de las redes sociales en el trabajo

HiRes

Foto de SocialMedioEmpresario.com

Como diría un antiguo jefe del que algunas veces me acuerdo, ¡Perdona! ¡qué no se pueden utilizar las redes sociales en el trabajo! ¡qué lo único que consiguen es hacerte perder el tiempo! ¡Perdona!

También te puede interesar: Community Manager en Pontevedra

Pues le voy a dar 13 usos para demostrarle que si son necesarias y que no te hacen perder el tiempo, todo lo contrario.

  1. Nos permiten estar informados. Las empresas y sus trabajadores, deben informarse de todas aquellas noticias que puedan tener incidencia en su actividad y las redes sociales son una fuente insustituible de noticias.
  2. Realización de videoconferencias y reuniones. Dejémonos de viajes absurdos para sólo vernos la cara, que también son necesarios en ocasiones, y pongámonos a trabajar. Con las Redes Sociales podemos hacer videoconferencias y reuniones entre diferentes puntos de nuestras oficinas, incluso con clientes y proveedores para comentar puntos relevantes de nuestro negocio. Ejemplos como los Hangouts de Google + o la videoconferencia de Facebook hacen de las redes sociales, un perfecto aliado para realizar reuniones entre los distintos departamentos de la empresa.
  3. Estudio de la competencia. Ahora, más que nunca, el cliente sabe un huevo y nosotros tenemos que conseguir saber, por lo menos, igual que él. Nunca menos. Para eso, debemos conocer nuestro producto o servicio y lo que ofrece y está haciendo la competencia. Es un buen momento para conocer lo que hace nuestra competencia en las redes sociales. Y si, es necesario mostrar a nuestra competencia lo que hacemos nosotros. El secretismo solo nos llevará a la ruina.
  4. Comunicación con usuarios y empresas. Una buena gestión de los contactos de una empresa, puede hacer que los mensajes en redes sociales, nos permitan conseguir dicha comunicación. Te sorprendería la cantidad de contactos de tu agenda (da igual que sea digital o la bolsa de Juan Araujo) que están en redes sociales y puedes interactuar con ellos. Sólo haz una prueba..
  5. Divulgar ofertas, promociones o eventos de la empresa. Entre tú y yo, ¿cuántos eventos o promociones u ofertas ha hecho tu empresa y no ha llegado ni el tato?
    Si la empresa tiene 1000 clientes, la de en frente otros 1000 y la de más allá otros tantos, ¿a cuántos crees que le puede llegar la información, si se lo mandas a través de las redes sociales? Pues deja de imprimir esos dichosos papelitos con papel de 150 gramos que es la ostia de caro y nos estamos quedando sin montes, anda.
  6. Búsqueda de nuevos trabajadores. ¿Necesitas un nuevo trabajador? Aunque extraño, estás de enhorabuena. Te ahorrarás una pasta en contratar un crack de recursos humanos o una empresa de trabajo temporal. Que sepas que lo mejorcito está en las redes sociales. Esos son los que te van a hacer crecer como empresa y te darán miles de ideas para que sigas amasando pasta. Eso si, selecciónalos bien y no te fíes de todo lo que cuentan. Esto no es culpa de las redes sociales, es culpa de la puñetera sociedad.
  7. Aumentar el tráfico de la web de la empresa. ¿Dónde mejor que en las redes sociales? El cliente online es el que más facilidades tiene para conectarse a nuestra web y el que consulta todo en la red. ¡Pues dáselo! Eso si, no tengas una web de 2012 y sin noticias actualizadas. Estos clientes usan el móvil, eh. Modernízate que vale menos que un viaje a Marrakech.
  8. Monitorizar lo que se dice de nuestra empresa o marca. Me encanta el número 8, siempre lo he querido y como no, es el punto más importante y también el que más tiempo lleva. Perder el tiempo en monitorizar lo que se dice de nuestra empresa puede ser increíblemente satisfactorio cuando te encuentras con comentarios como el que yo me he encontrado ayer. Es importantísimo conocer lo que dicen de nuestra empresa, marca, producto o servicio. De esa forma podremos adecuar nuestras acciones. Y que mejor que las redes sociales para realizar este trabajo. Aviso – es un trabajo duro y muy poco considerado sino consigues información relevante pero, cuando la consigues eres el tío más afortunado. Un ejemplo personal
  9. Localizar nuevos clientes y proveedores. El buen uso de redes sociales te permitirá conocer nuevos clientes e incluso proveedores que pueden ser grandes aliados en un futuro. Nuestra base de datos de contactos se verá incrementada de forma considerable con las redes sociales.
    Y la frase más acojonante – “Un comercial de la empresa que no maneje estas herramientas ya no es un comercial”
    TO-MA
  10. Gestión de grupos de trabajo. Este punto me llega muy adentro. En ocasiones, la empresas organizan grupos de trabajo para temas de I+D, aunque yo le llamé en su día, I+D+i, para intercambiar experiencias o para la realización de estudios de mejoras. Pero la forma en que algunas lo hacen no está bien. No vale hacer grupos en la empresa para competir entre ellos y el que mejor lo haga recibe un premio. ¿Pur qué? El premio es pertenecer a una empresa de la que te sientes orgulloso y a la que quieres volver cada mañana cuando te levantas porque estás cómodo. El premio no es necesario y además, es contraproducente, porque crea rencillas entre los distintos grupos. La idea es crear grupos de trabajo para tratar de mejorar no para intentar ganar a otros. En las redes sociales existen grupos corporativos que se convierten en una extraordinaria herramienta para el día a día.
  11. Atención al cliente personalizada y a un clic. Los clientes 2.0 demandan este tipo de servicio y las redes sociales son un perfecto aliado para hacer de la atención al cliente un valor añadido para nuestra empresa. Si gestionamos las redes sociales a la perfección, podremos estar en continuo contacto con nuestros clientes y saber sus necesidades y sus quejas en todo momento, incluso a golpe de teléfono. Eso si, es necesario una buena atención al cliente.
  12. O sabes de redes sociales o estarás muerto en poco tiempo. Hace tiempo que llevo pensando esto y cada día se hace más necesario. Es verdad que, como todo, llega tarde pero va a llegar, de eso estoy seguro. En pocos años, el que no esté familiarizado con este tipo de mercado está jodido y, después vendrán las lamentaciones. Debemos aprender día a día para que después no nos coja el toro. Y los empresarios con vistas, sabrán que sus empleados tienen que estar formados en las nuevas tecnologías que están por venir y, las redes sociales son un claro ejemplo.
  13. Pero úsalas bien.  Y con este punto, dejo claro que las redes sociales son necesarias para el día a día en el trabajo, pero siempre usándolas en beneficio del trabajo bien hecho. Estoy muy de acuerdo en que, en ocasiones, damos al empleado la libertad de usar diferentes servicios o productos y cada cual los utiliza a su manera. No vale con utilizar las redes sociales para ver los perfiles de nuestros amigos y echarnos unas risas con la cantidad de tonterías que se ponen en todo momento. Eso hay que dejarlo para nuestro tiempo libre, si queremos. En el trabajo, hay que utilizarlas con coherencia y siempre en beneficio de la empresa.
    Aquí está el problema de por qué algunos empresarios no apuestan por las Redes Sociales…..Pero, en realidad, son necesarias.