'
¿Te parece un desafío insuperable?

¿Somos esclavos de las redes sociales?

Estos primeros días de 2024 me están llegando mensajes y hoy me pregunto si, en verdad, somos esclavos de las redes sociales. Esta publicación viene a raíz de un post en Instagram que vi ayer de una chica con más de 60k seguidores y con una interacción media – baja hasta la fecha de ese post, que la convirtió en viral e hizo crecer mucho su perfil.

¿Somos esclavos de las redes sociales?

En la era digital actual, la pregunta de si somos esclavos de las redes sociales es pertinente, como dice mi querido amigo ChatIA que ya anda por aquí después de unos días de vacaciones merecidas.

Instagram, Facebook, Google, Bing, Whatsapp, TikTok, Linkedin y la cona bendita están diseñadas para conectar y, a menudo, terminan consumiendo nuestro tiempo. Las redes sociales, con sus algoritmos sofisticados, están diseñadas para mantenernos enganchados. Desde la perspectiva psicológica, estos sitios activan los mismos centros de recompensa en el cerebro que otros comportamientos adictivos.

esclavos de las redes sociales ricardo otero

Somos su producto y quieren conocer todo lo que hacemos, a dónde vamos, con quién interactuamos, qué necesitamos. Todo eso lo ponen a trabajar para que nos sintamos felices y hagamos lo que ellos quieren que hagamos.

Esta chica estaría encantada de utilizar las redes sociales, si le pagasen por ello. Y yo, no te jode. Pero eso no funciona así. Para eso, ella tendría que crear su propia plataforma en donde poder interactúar con lo que ella llama su comunidad, que no son más que clientes que ella e Instagram necesitan para seguir creciendo.

Eso ya lo ha hecho Mark, amiga. Tú tendrás que lidiar con esos clientes que te comprarán después de que les regales muchas horas de tu tiempo o hacer este tipo de posts gracias a la señora de Instagram, que te ha pegado un subidón en tu perfil de Instagram con un vídeo hecho con la cámara frontal de tu móvil y, supongo que la aplicación de Capcut o una parecida para que se vean los subtítulos. Ahora todos ven la necesidad de poner subtítulos para los que, como yo, odian tener el móvil con volumen y pasan de escuchar cosas absurdas en Instagram de influencers que saben la hostia del tema.

De hecho, he visto que utiliza linktr.ee (no sé si la versión gratuita o la de pago, eso ya sería para una investigación más amplia que ahora no me apetece hacer) para promocionar sus cursos y sus servicios. También vende su libro en Amazon y tiene una página web con tienda online. Ah y por cierto, tiene el check azul de Instagram, no sé si de pago o se lo dieron porque es conocida en su ámbito de negocio.

Venga lo reconozco, soy Community Manager 😋

Ricardo Otero en Zahara de los atunes para proyectos. ¿Esclavos de las redes sociales?

Amiga de Instagram, tienes que reconocerlo, el uso de las redes sociales no es malo, de hecho para ti es cojonudo. Y no, no vendes en Instagram, pero si vendes gracias a Instagram. Gracias a Instagram, gracias a Facebook , gracias a Youtube, gracias a Linktree, gracias a X y gracias a tu página web. Bueno, a X no, que llevas sin usarlo desde 2019 con un pequeño intento de volver en 2020, que no te pareció lógico porque no te aportaba nada. Menos mal que no te llamó Elon para animarte a publicar 10 tuits al día, con 20 repost y 40 comentarios en otros perfiles, igual lo petabas.

Venga lo reconozco, las redes sociales forman parte de mi trabajo y como siempre digo: EL EQUILIBRIO ES CLAVE.

Establecer límites conscientes y usar las redes sociales de manera que enriquezcan nuestras vidas y nuestros proyectos, en lugar de controlarlas, puede ayudarnos a evitar convertirnos en esclavos de las redes sociales. La reflexión y la autogestión son cruciales en esta era digital que nos ha tocado vivir.

Las redes sociales son gratis

¿Alguna vez te has preguntado por qué Elon, Mark o Sundar te dan todo gratis? Te dan todo gratis porque eres su producto y, si quieres ganar dinero a través de ellos, lo vas a tener que currar, Y MUCHO. Por eso animo a mis clientes y contactos que me preguntan, a participar de este maravilloso mundo de internet con orden y control.

  1. Si tienes un negocio físico u ofreces servicios a terceros, empieza por montar un local de Google Profile. Es gratis, sí. Te joderán, sí. Pero te llegarán posibles clientes que harán que crezcas y puedas competir contra otros muchos que, como tú, participan de este maravilloso mundo digital.
  2. Píllate un dominio para tu marca o proyecto. Si vas a trabajar a nivel local, te vale .es aunque yo siempre animo a pillar .com también. Lo puedes hacer muy económico con mis amigos de Hostalia. Hasta ahora no me han defraudado.
  3. Tienes que hacer una página web, SI O SI. No te queda otra. Antes decía que con el local de Google a veces valía porque Google te daba una web informacional gratis que además posicionaba, pero ayer me llegó un email que en marzo de 2024 se las van a cargar. Y eso mola mucho porque demuestra claramente lo que llevo diciendo hace años. Dale importancia a tu local de Google, crea contenido como si fuera una red social más. No tendrás esa interacción de la que todo el mundo habla, pero tu negocio se posicionará en el mayor buscador del mundo. No lo digo yo, eh.
  4. Si vendes productos o servicios, no te queda otra que pasar por el aro. A crear una tienda online por cojones en 2024. 
  5. Como las redes sociales son gratis, piensa donde está tu público objetivo y crea perfiles de redes sociales para poder compartir tus productos o servicios. Y haz comunidad, como dice la chica del post. Ella lo ha conseguido después de muchos intentos.
  6. ¿Y ahora qué? Pues como todo en la vida, a trabajar mucho. 

 

esclavos de las redes sociales

No lo veas como algo esclavo. Míralo como yo. Hago lo que me gusta. Me jode, claro, me encantaría poder ir a pasear al mar todas las mañanas como hace mi amigo Fernando, rodar con mi bici por lugares que me dan vida, correr por el monte (mañana lo haré) y viajar con mi Mai por todo el mundo. No puedo. Por ahora.

Aquí pongo un comentario que le han puesto a la chica de Instagram porque queda cojonudo y estoy totalmente de acuerdo. «Esclavitud es pasar 40 años trabajando 40 horas a la semana, eso es esclavitud y no lo que tú haces…»

Y si consideras que estar en las redes sociales es esclavo, lo que debes hacer es crear un equipo para gestionarlo todo. Yo te puedo ayudar porque en Internet, el trabajo es como la vida misma, hay que tener constancia y no hacerlo todo bonito, hay que hacerlo bien.

Esta chica con la que empezaba esta entrada es un gran ejemplo. Su muro de Instagram es bonito y limpio, con tonos claros y frases impactantes, pero lo que realmente le funcionó fue un post con la cámara frontal de su móvil, sin maquillaje, ni peluquería y en una posición totalmente natural.

Por eso te lo voy a repetir una vez más. Soy un Community Manager diferente. Tanto te gestiono las redes sociales, como te escribo contenido en tu página web o la convierto en una tienda online que venda. Posiciono tu negocio en Internet acompañado con un buen equipo de profesionales y muchas más cosas que muchos no ven.

No es fácil, pero me gusta lo que hago y sé que lo hago con pasión. Para mí esto no es un trabajo esclavo. Trabajo esclavo es subirse a un árbol de 10 metros en Lugo a 0 grados y tener que podarlo. Te prometo que tendrás visibilidad. No te prometo ventas, te prometo que lo voy a intentar con todas mis armas que no son pocas.

Y si no estás contento o contenta con mi trabajo, lo dejamos sin problemas, pero recuerda. La pandemia me hizo mucho más fuerte y, aunque tú pienses que he perdido fuerza, te equivocas. Porque tu Instagram es más bonito, no lo dudo, pero tu interacción y tu alcance es mucho peor. Tengo pruebas porque en Internet todo se mide. Ahí lo dejo.

No soy barato pero si asequible

Por cierto, no soy barato. De eso estoy aprendiendo mucho últimamente. Al principio quería ayudar a los que me contactaban a tener presencia en Internet, por una cantidad que fuera asequible para ellos y que me permitiese vivir dignamente. Después de todos estos años me he dado cuenta de que ser barato es absurdo. Lo que quiero y necesito para mi salud mental es apostar por ti si tú apuestas por mí. Cuantos menos proyectos tenga, más podré aportarles.

Tengo un montón de proyectos. Me gustaría quedarme con los que realmente apuestan por un presente y futuro en internet y me dejen trabajar con ellos.

No lo voy a hacer a cualquier precio, pero te puedes aprovechar de mi trabajo durante los próximos 12 meses si me das acceso al kit digital que te han dado los amigos de red.es, ya que soy agente digitalizador adherido a la plataforma.

Si no lo tienes o ya lo has gastado, podemos hablarlo por WhatsApp y vemos que te puedo aportar. No te rayes, soy sincero y si no aporto nada o poco, me salgo. Ni quiero hacerte perder el tiempo, ni lo quiero perder yo, que mi bici me está mirando con esos ojitos tan monos.

Termino esta entrada, que algún día actualizaré (SEGURO), con la respuesta que le di a uno de mis mensajes que últimamente me llegan al Whatsapp (Recordatorio: Ricardiño tienes que actualizar esa entrada) de gente que no conozco de nada.

No lo recuerdo. Soy autónomo en España, siempre estoy buscando trabajo.

0 comentarios

× >