El futuro lugar de trabajo

Después de la decepcionante visión de 2015 por los creadores de Regreso al futuro, en donde lo que preveían los visionarios de aquella época, no se ha cumplido en su gran mayoría, surgen dudas de como será el futuro lugar de trabajo en los próximos años.

Todo apunta a que las nuevas tecnologías darán como resultado lugares de trabajo más interactivos, más colaborativos e incluso más simplificados. Lo que tendrá un impacto positivo en la rentabilidad. La optimización de procesos de negocios principales, un mejor acceso a la información y la capacidad de realizar el trabajo con mayor rapidez, serán en un futuro los puntos fuertes de los lugares de trabajo.

Por eso, tenemos que ponernos al día en las nuevas tecnologías y no desechar la gran información existente en la red. Siempre seleccionando lo más significativo y sin volvernos locos.

Nos espera un futuro muy diferente pero, ¡¡Estamos preparados!!

Si Matrix, levantara la cabeza….

Usemos las nuevas tecnologías, pero no olvidemos lo cotidiano

El vídeo que todo el mundo tiene que ver

En estos días he visto como todo el mundo, y yo incluido, vamos con la cabeza gacha, agarrados a nuestro móvil y siempre en contacto con el mundo online.
Soy un ferviente enamorado de las nuevas tecnologías y no puedo negar que son imprescindibles pero, últimamente siento que nos han sobrepasado.
En el mundo deportivo podríamos decir que estamos “sobreentrenados”. 

Debemos utilizar las nuevas tecnologías, las redes sociales, etc. Nos permiten estar conectados con el mundo y son muy importantes pero, esto no significa que olvidemos las relaciones personales o familiares. Demasiadas veces vemos un grupo de personas, cada una preocupada por lo que ocurre con su móvil y con poder sacar una foto para subir a su red social preferida. Esto tiene que parar. Si seguimos así, las relaciones entre personas pasarán a formar parte de un mundo virtual en el que es imposible relacionarse.

Por favor, utilicemos la tecnología pero no olvidemos que somos personas y debemos relacionarnos.