Puedes seguirme en Instagram, si te apetece: Ricardo Otero en Instagram

Hoy voy a hablar de los problemas que pueden llevar a tener una web caída y lo hago en primera persona, poniéndome de ejemplo para que sepas que nadie se salva de estas posibles catastrofes. Y que todo se arregla si tienes un buen equipo detrás que te apoye y se ponga manos a la obra ipso facto.

Web caída y ahora que hago. Oh my God!

Llevaba unos meses dudando de cambiar de hosting. Los colegas de mi hosting no me estaban tratando muy bien últimamente y aunque ellos hablaban de optimización, yo tenía claro que era por su alojamiento. Si pagas poco y la verdad, es que lo hacía, tendrás poco. Después de mucho madurarlo, me decidí a cambiar de proveedor de Hosting. A un hosting compartido en donde tengo varias webs, van bastante rápidas y el precio es asequible. Venga vamos allá.

web caída_vamos allá

Cambio de dominio, descarga de base de datos y archivos del anterior proveedor. Lo normal. Lo que he hecho cientos de veces. Solicitud de auth code para trasladar el dominio, configurar los emails y crear una carpeta para alojar la web.

Hasta aquí todo bien. A no ser que me la han vuelto a liar, tardando más de la cuenta con el envío de Auth Code. Unas horas para que se propaguen los DNS y vuelá, ya cambiamos la web al nuevo proveedor de hosting. Los emails funcionan y parece que la decisión de cambiar es satisfactoria.

web caída_hackeado verde

Pero cual es mi sorpresa que no tengo ni entradas, ni páginas, ni archivos. Oh My God! 

Dándole vueltas, pur qué. ¡Qué he hecho mal!.

Pero cuando tienes un equipo en el que confías y que juega en tu misma liga, todo va viento en popa. Nos juntamos en 2 minutos, aunque sea por Whatsapp. Hablamos el mismo idioma. Tranqui, todo se arregla menos la muerte. Y si, después de darle un par de vueltas (vale es verdad que no fueron un par, era por quitarle hierro al asunto), Bualá!! Todo funcionando.

Se te pasan mil historias por la cabeza. ¿Cómo vuelvo a empezar? ¿Qué hago con todas mis entradas desde hace 5 años? ¿Y ahora qué?

En definitiva, si no quieres que te pase lo mismo, ya sabes. Olvídate de problemas y solo piensa en que tu negocio estará siempre online. Nosotros lo sabemos y por eso, queremos ayudarte.

Luchamos contra los imprevistos que puedan surgir cada día y tenemos bastante experiencia en ellos. Y como ocurre en Walking Dead, nunca nos podrás atrapar…

walking dead

Hoy estamos operativos hasta las 21 horas que tenemos que cenar y ponernos con el capítulo de Walking Dead. Te aviso, no pinches en el enlace que puede haber spoiler.

¿No acabará nunca?